Translate

viernes, 10 de enero de 2014

Conceptos básicos en la realización del jabón artesanal I

1.     EL ALCALI

Llamamos alcalí a la mezcla de agua y sosa caústica. La sosa se debe diluir completamente y añadirla a los aceites cuando la mezcla está transparente.


2.     ÍNDICE DE SAPONIFICACIÓN

Cada aceite, según su composición, tiene un índice de saponificación diferente. Este índice expresa la cantidad de álcali que se necesita para convertir el aceite en jabón. Es decir, este índice expresa los gramos necesarios de hidróxido de sodio por gramo de grasa o aceite que necesitamos para convertirlo en jabón.


3.     SOBREENGRASADO

Ya hemos visto que para cada aceite se necesita una cantidad diferente de álcali para que la mezcla se convierta en jabón, ahora bien, en los jabones artesanos lo que hacemos es dejar una parte de aceite sin saponificar, es decir, la pastilla de jabón resultante tendrá una parte de aceite libre en su composición, por lo que será mucho más emoliente e hidratante. Digamos que a la fórmula le añadimos un extra de aceite.

4.     GELIFICACION

La gelificación se produce al hacer la reacción química de la saponificación, si la temperatura es suficiente. Un jabón puede gelificar o no, y hay detractores y partidarios.
En general en los jabones gelificados las materias primas delicadas sufren menos y los colores también resultan más vivos.
Para favorecer la gelificación se suele arropar con una mantita al jabón para que no pierda calor.  En cambio, los jabones sin gelificar tienen una textura mucho más fina y suave.